Ir directamente al contenido
cuidcuid Cotiza Ahora
Qué hacer si estás en casa durante un robo

Qué hacer si estás en casa durante un robo

Según datos del Ministerio Público, la mayoría de los robos se producen cuando la casa está vacía. Tiene sentido: los ladrones querrán hacer lo suyo de la manera más veloz y eficiente posible.

Aun así, la idea de un robo cuando los propietarios están en casa es lo que de verdad le quita el sueño a mucha gente. Por eso, hacer un plan para anticipar esta situación te puede ahorrar un tiempo precioso a la hora de decidir qué hacer si alguien entra en tu casa.

Los ladrones pueden ser creativos, y las situaciones pueden cambiar inesperadamente durante un delito, por lo que no hay forma de trazar planes exactos para cada eventualidad. Planificar las tácticas de defensa del hogar no es tan sencillo como, por ejemplo, planificar la seguridad contra incendios, donde los residentes pueden elegir qué salida utilizarán en función de la ubicación del incendio, ya que los allanamientos de morada no siguen una trayectoria predecible. 

Tu primera reacción cuando te das cuenta de que hay alguien en tu casa es el pánico y la adrenalina. Por eso, disponer de un plan anticipado puede ayudarte a mantener la calma y a tomar las mejores decisiones para proteger tu hogar y a tu familia.

¿Qué hacer en caso de intrusión? 

1. Mantén la calma y comprueba la presencia del intruso
Si sospechas que un intruso ha entrado en tu casa, es probable que lo primero que sientas sea una oleada de adrenalina. Esto es completamente normal, pero como el tiempo es vital, intenta pensar con la cabeza despejada.
 En primer lugar, asegúrate de que realmente hay un intruso en la casa. Respira hondo y presta atención a los sonidos que te rodean. ¿Oyes pasos, el crujido de una puerta, muebles que se mueven o cristales que se rompen?  


Si tu casa tiene un sistema de seguridad, comprueba si hay avisos de timbre o grabaciones en tus cámaras de seguridad. Si es posible, mira por fuera de la ventana en busca de otros rastros de intrusión, como un vehículo desconocido estacionado cerca de tu casa o la puerta de una valla abierta. Asegúrate de que el intruso no pueda verle.

2. Evita la confrontación
Tal vez tu primer instinto tras confirmar que hay un intruso en tu casa sea enfrentarse a él. Sin embargo, esta no es la mejor opción, ya que no sabes cómo reaccionará el intruso a la confrontación. Los ladrones suelen querer entrar y salir de la vivienda lo antes posible. Si te enfrentas a uno de ellos inesperadamente, puede actuar de forma violenta e impredecible.
A menos que seas un profesional entrenado, evita coger un arma. Podrías hacerte daño a ti mismo o a los demás, y causar una confusión innecesaria a los servicios de emergencia. 
En el mejor de los casos, no tendrás que interactuar con él. Pero, si la confrontación cara a cara es inevitable, sigue las siguientes reglas:

  • Habla con voz normal y no hagas movimientos bruscos
  • Evita el contacto visual directo
  • Dile que vas a cooperar 
  • Deja que el intruso se lleve lo que haya venido a buscar

¡Recuerda que no vale la pena arriesgar tu seguridad por tus pertenencias u objetos de valor!

Plan A: Sal de casa

En caso de allanamiento de morada, lo primero que hay que hacer siempre es intentar escapar. Si puedes encontrar una salida segura, hazlo inmediatamente. 
Si tienes una alarma que haya detectado la entrada del ladrón, utiliza una salida que esté lejos de donde el intruso entró en la casa. Alternativamente, busca ventanas que puedas utilizar para escapar de forma segura. Si es posible, utiliza una escalera de incendios.  

Plan B: Escóndete en un lugar seguro y cerrado con llave

Si escapar no es posible, esconderse en un lugar cerrado es tu siguiente mejor opción. 
Intenta reunir a todos los demás en casa y encierrense en un dormitorio, cuarto de baño o incluso en un armario. Cierra la puerta con llave y haz una barricada con un mueble pesado o cubriendo una silla detrás del picaporte.

Llama a la policía

En cuanto hayas escapado de casa o estés escondido, llama inmediatamente a los servicios de emergencia. Algunos teléfonos móviles permiten enviar mensajes o llamar automáticamente a alguien en caso de emergencia. No todos los teléfonos son capaces de hacerlo, así que asegúrate de buscar los datos del fabricante de tu teléfono.

Cuando te pongas en contacto con el servicio de emergencias, da siempre tu nombre y dirección. En caso de que ocurriera algo y no pudieras terminar la llamada, al menos sabrían a dónde dirigirse. 

A continuación, asegúrate de dar al operador de emergencias tantos detalles como sea posible. Intenta ser conciso. Te pedirán que respondas a un par de preguntas sobre la naturaleza de tu emergencia. Proporciona detalles sobre el aspecto, vestimenta, vehículo o si es que van armados. 

Mantente en silencio y espera

Sigue las instrucciones del operador de emergencias. Responde a sus preguntas de seguimiento de la forma más tranquila y concisa posible. 
No abandones el lugar seguro hasta que confirmes la presencia de la policía con el operador del 911. Permanece en la línea hasta que te digan que la policía ha llegado al lugar. 
Intenta memorizar todos los detalles
Si has visto al intruso, memoriza cada detalle, como:
  • Sexo
  • Peso
  • Estatura
  • Ropa
  • Vehículo y la dirección en la que escapó. 

No olvides anotar todo lo que hayan roto o robado en el transcurso del suceso. Esto te ayudará a presentar un informe detallado. 

¿Cómo proteger tu casa de las intrusiones?

Las directrices anteriores deberían ayudarle a elegir la mejor forma de actuar si es que un ladrón entra en tu casa.
Sin embargo, los intrusos son imprevisibles por naturaleza. Por ello, las medidas preventivas son la mejor defensa contra las intrusiones en el hogar. Sigue leyendo para conocer nuestros consejos sobre cómo prepararse de antemano ante un posible robo. 

 1. Haz tu casa menos atractiva para los intrusos

La mayoría de los ladrones quieren entrar y salir de la vivienda rápidamente y con el mayor número posible de objetos robados. En general, evitan las casas en las que podrían quedar atrapados fácilmente. Por tanto, asegúrate de que tu casa no parezca un blanco fácil. 

En primer lugar, sin duda merece la pena considerar la instalación de un sistema profesional de seguridad. Según un estudio reciente, aproximadamente el 83% de los intrusos intentan primero determinar si hay señales de mayor seguridad. Éstas podrían incluir medidas como cámaras exteriores y otros sistemas de vigilancia doméstica.

Además, el 60% indicó que elegiría otro objetivo si encontrara una alarma. El 50% escaparía inmediatamente si encontrara una alarma durante el robo. 
Añade iluminación exterior y mejora puertas, ventanas y cerraduras para disuadir a los posibles intrusos. Instala persianas o cortinas en las ventanas para impedir que se vean los objetos de valor.

2. Deja que cuidemos de tu casa para que tú no tengas que hacerlo

Si estás preparado para llevar la seguridad de tu hogar a otro nivel, estamos aquí para ayudarte. Protege tu hogar y detén a los delincuentes antes de cruzar la puerta. Con cuid tienes tu propio guardia de seguridad 24/7, ya que te protegemos de robos e intrusiones en tiempo real y con agentes profesionales detrás de cada cámara. Además, puedes controlar todo desde la app de seguridad cuid. 
Obtén tu cotización en minutos y empieza a vivir con tranquilidad, día y noche, con la protección que solo cuid te puede brindar.


Carrito 0

Su carrito está vacío.

Empieza a comprar